La antigua Grecia

La antigua Grecia se localizaba en la zona oriental del Mediterráneo y fue el resultado de la fusión de distintos pueblos que vivieron en el sur de la península balcánica, la costas de Asia Menor y las islas del mar Egeo.  Todos ellos compartieron una misma lengua, religión, cultura y territorio al que llamaron Hélade. Su origen se remonta al III milenio a.C. cuando se asentaron y crecieron allí unos pueblos que alcanzaron un gran desarrollo económico debido al comercio marítimo, y que se organizaron en ciudades-estado independientes (polis).

La geografía de la antigua Grecia condicionó su cultura y formas de vida. Su clima, igual que ahora, era templado con lluvias escasas, vientos suaves y veranos calurosos. Los ríos eran poco caudalosos y de régimen irregular. Su relieve estaba formado por cadenas montañosas muy cercanas a la costa, lo que daba como resultado un paisaje muy variado con escasas tierras de cultivo.  La población se concentraba en las estrechas franjas litorales y en algunas llanuras interiores poco extensas. La agricultura era escasa (trigo, hortalizas, vid y olivo) y poco productiva debido a la pobreza del terreno. Lo que animó desde bien pronto el desarrollo de la navegación y la emigración de la población hacia otros lugares del Mediterráneo y el mar Negro. Allí extendieron su cultura y fundaron nuevas ciudades denominadas colonias.

Geografía de la Grecia antigua

1. Origen de la civilización griega.

a) Cretenses.

Durante el III milenio a.C. en la isla de Creta surge la civilización cretense o minoica. Alcanzó su máximo esplendor entre el 2.200 y el 1450 a.C. gracias a su dominio del mar y su riqueza basada en su próspero comercio. Esta civilización toma su nombre del rey Minos, el hijo de Zeus. Fue una sociedad muy rica debido a su agricultura, ganadería, artesanía y sobre todo el comercio. Algún ejemplo de la prosperidad de esta civilización es el palacio: Cnosos, el de Festos o las ricas pinturas al fresco que decoraban estos lugares palaciegos.

Estancias del Palacio de Cnosos

Palacio de Cnosos. Fue descubierto por el arqueólogo Arthur Evans que estudió en profundidad esta civilización. Tenía varios pisos levantados a diferentes alturas entorno a un patio central. La complejidad de las construcciones que forman el palacio dio la idea a Evans del laberinto del rey Minos, de ahí el nombre de civilización minoica.

Los cretenses eran buenos arquitectos, conocedores de la metalurgia, excelentes ceramistas y grandes decoradores. Tenían su propio sistema de escritura que aún no ha sido totalmente descifrado.

b) Micénicos.

Eran conocidos también como Aqueos, se les consideraba el primer pueblo propiamente griego e irrumpieron en Creta entre el 1.500 a.C. y el 1.400 a.C. Se instalaron en la región del  Peloponeso y construyeron importantes ciudades fortaleza con palacios, templos y enterramientos. Su sociedad era jerarquizada y centralizada. Micenas fue el principal centro político, económico y militar. Esta civilización estaba organizada en pequeños estados donde los palacios-fortaleza (como Micenas o Tirinto) controlaban la actividad política, económica y militar. Su principal fuente económica era la agricultura, aunque su expansión económica por el Egeo les permitió la fundación de factorías en las islas, costas de Anatolia, sur de Italia y Sicilia.

Máscara de Agamenón

Máscara de Agamenón (Fuente:Wikipedia). Agamenón fue el mítico rey de la ciudad de Micenas. Lideró la expedición contra Troya y, según la leyenda, sacrificó a su hija Ifigenia para contar con el favor de los dioses.

Puerta de los Leones de Micenas

Puerta de los leones de Micenas (Fuente: Wikipedia). Las ciudades micénicas, a diferencia de los palacios minoicos, estaban situadas en lugares elevados y estaban fuertemente proyegidas por murallas.

Los micénicos eran guerreros y en sus tumbas se han encontrado numerosas joyas y armas. Tomaron la mítica ciudad de Troya  y sus hazañas y aventuras fueron contadas en poemas épicos por escritores como Homero en su la Ilíada y la Odisea. Entre el 1.200 y el 1.100 a.C. la civilización micénica entró en crisis debido a las invasiones de un pueblo procedente del norte, los dorios. Tras ésto todos los pueblos del Egeo entraron en un periodo de decandencia y de atraso conocido como la Época Oscura (1.100 a.C. al 800 a.C.). Un periodo del que a penas existen fuentes históricas que nos permitan conocer esta etapa.

Cronología de las civilizaciones prehelénicas

2. Etapas históricas.

Tres son la grandes etapas históricas de la Grecia antigua:

  • Época Arcaica (S. VIII a.C.-VI a.C): se caracterizó principalmente por el desarrollo de la polis, la introducción de la escritura y el inicio de la colonización comercial del Mediterráneo. Las polis eran independientes unas de otras y estaban unidas sólo por una misma lengua y la necesidad de defenderse de los pueblos extranjeros. Su organización social y política dependía del control que ejercían sobre las tierras y sobre el comercio. Los grandes terratenientes ocupaban los principales cargos públicos de gobierno.
Fisionomía y caracteríticas de la polis griega

Características de una polis griega (Fuente de la imagen: Banco de imágenes del INTEF, J.A. Bermúdez)

Durante este período se desarrollaron dos tipos de gobierno: la aristocracia y la oligarquía. A partir del año 750 a.C. Grecia empieza la colonización comercial del Mediterráneo. Los motivos de esta expansión fue el aumento de la población, que hacía insuficiente la producción de alimentos y aumentaba la necesidad de nuevas tierras, y el interés comercial hacia otros pueblos. Las colonias proporcionaron un gran crecimiento económico a las polis de origen (metrópolis) e impulsaron el desarrollo de la artesanía y el comercio.

  • Época Clásica (S. V a.C.-IV a.C.): se inició con las guerras Médicas (492-449 a.C.) entre griegos y persas (batalla de las Termopilas) y las guerras del Peloponeso entre las propias polis griegas. Tras la victoria de Atenas sobre los Persas,  ésta se convertirá en la ciudad más poderosa. Dominará el Egeo y levantará odios y envidias entre las polis, principalmente Esparta. Esto llevará a las guerras del Peloponeso (431-404 a.C.) en la que se enfrentaron todas las polis griegas, unas aliadas con Esparta  y otras con Atenas.Venció Esparta pero el conjunto de las polis se debilitaron, lo que fue aprovechado por Macedonia para aumentar su expansión. Esta etapa de la Grecia antigua fue la de su máximo esplendor político y cultural. El arte, la filosofía, la literatura y la polótica alcanzaron su plenitud con peronsjes como

Cronología de la civilización griega

3. Esparta y Atenas.

a) Esparta.

Estaba situada en el sur de la Península del Peloponeso. La mayoría de la población la constituían los ilotas, esclavos sin derechos políticos que trabajaban la tierra  para sus amos espartanos. Los periecos eran campesinos libres con derechos restringidos y la obligación de participar en el ejército. La política estaba reservada  a los nobles espartanos, los espartiatas.

La asamblea popular o apella era el vehículo de participación en el gobierno de la ciudad. Podían participar todos los ciudadanos mayores  de 30 años, pero las decisiones las tomaba el consejo de ancianos o Gerusia. Los Cinco éforos o magistrados ejecutaban las decisiones de la Gerusía.

Todos los hombres nacidos en Esparta tenían la obligación de servir en el ejército. Su vida estaba dedicada a aprender el arte de la guerra.

b) Atenas.

Era la capital del Ática, desarrolló un sistema de gobierno, la democracia, y se convirtió en la más poderosa, rica y culta de las polis griegas. Vivía sobre  todo del comercio y de la artesanía. Se extendía al pie de la acrópolis (espacio elevado en los que se encontraban los edificios religiosos) y el ágora (espacio abierto donde se hallaban los principales edificios de gobierno).

La sociedad se dividía en tres categorías:

  • Los ciudadanos gozaban del privilegio de ciudadanía, fuesen pobres o ricos, y ello le permitía intervenir en el gobierno.
  • Los metecos, extranjeros que vivían y tenían negocios en Atenas. Pagaban impuestos y formaban parte del ejército, pero no eran considerados ciudadanos.
  • Esclavos, hombres y mujeres sometidos a un amo.

La forma de gobierno era la democracia, que no era como la actual, sino más limitada. Ya que sólo se reconocía el derecho a participar en la política a los ciudadanos  varones y adultos que representaban un porcentaje muy bajo de sus habitantes.

La asamblea o ekklesia era el principal órgano de la vida política. Sólo se convocaba para elegir a los magistrados y para cuestiones importantes. Todos los ciudadanos podían votar y opinar, aunque en la práctica sólo los más ricos tenían tiempo para dedicarse a la política. La ekklesia elegía a los arcontes, que eran los máximos gobernadores, a los estrategas, jefes militares que en tiempos de guerra tomaban las decisiones sobre la defensa de la ciudad, y también elegía la bule, un consejo formado por 500 miembros que trataba asuntos generales sobre los que después decidiría la ekklesia, proponía las leyes y se reunía con una mayor frecuencia.

Destacó la figura de Pericles, gran defensor de la democracia, que dirigió la política ateniense, fomentó las artes y las letras y llevó a esta ciudad hasta cimas de esplendor no conocidas hasta entonces.

4. La vida cotidiana en la Grecia antigua.

a) Religión.

La vida cotidiana y la religión estaban muy unidas. Los griegos tenían una religión politeísta y antropomorfa, es decir, existían muchos dioses y su apariencia física y comportamiento eran semejantes a los humanos, pero a diferencia de estos, eran inmortales y tenían grandes poderes. Todas las ciudades griegas compartían esta religión politeísta y cada ciudad tenía un dios protector. Los dioses más importantes vivían en el monte Olimpo.

Los griegos rendían culto a sus dioses de diversas maneras: sacrificios rituales u ofrendas, actos religiosos como las Panateneas de Atenas, o juegos como los celebrados en Olimpia en honor de Zeus, en los que participaban todas las polis griegas. El triunfo en los juegos honraba a la familia del atleta y a su ciudad natal. Los primeros juegos olímpicos se celebraron en el año 776 a.C.

Los dioses intervenían constantemente en la vida de los hombres, por los que, según sus historias, los héroes eran hijos de un dios o una diosa y un mortal. Algunas de estas historias fueron recogidas por Homero en la Ilíada y en la Odisea. Estas historias tenían un gran contenido religioso que se transmitían oralmente y se llamaban mitos, y tanto el conjunto de estos mitos como la disciplina que los estudia se denomina mitología.

b) Formas de vida.

Los antiguos griegos obtenían casi todo lo que necesitaban de su tierra: trigo y cebada para hacer pan, guisantes, habas, vides, olivos y frutales. Comían carne sólo en ocasiones especiales.

Solían construir sus templos con sólidas piedras, pero sus casas eran mucho más sencillas y, tanto en la ciudad como en el campo, las casas estaban hechas de adobes secados al sol.

Los viajes por mar eran muy frecuentes. Los juegos,  los festivales y el comercio eran las razones fundamentales para viajar. Las naves de guerra eran los trirremes, barcos más veloces, gracias a los numerosos remeros de que disponía.

5. El legado cultural.

La civilización griega se ha convertido, junto con la romana, en la base de las culturas occidentales. Y su herencia se encuentra muy presente entre nosotros. Los griegos nos han transmitido un ideal de belleza basado en la armonía de las proporciones matemáticas, tomando al hombre como la medida de todas las cosas. Fueron los primeros en buscar respuestas a todo aquello que ignoraban a partir de la razón y de la ciencia, y nos aportaron la filosofía, la ciencia y la literatura.

a) Arquitectura.

Construyeron grandes templos en honor de sus dioses y también para celebrar el poder de una ciudad o los éxitos en una batalla. Los templos no estaban destinados a albergar en su interior a gran cantidad de gente, ya que las ceremonias religiosas se realizaban en el exterior. Interesa especialmente, por tanto, el efecto visual que causaba desde fuera. Se construían con bloques de piedra calcárea o mármol, bien tallados y unidos entre sí por medio de clavijas. Los techos y los tejados eran de madera.

Los griegos combinaron las partes del edificio según unas reglas fijas, dando lugar a los órdenes arquitectónicos que fueron: dórico, jónico y corintio.

Otro tipo de edificio muy importante fueron los teatros. Son unas de las edificaciones más espectaculares que se conservan de las civilizaciones antiguas. Un ejemplo es el teatro de Delfos.

b) Escultura.

Esta se dividió principalmente en tres periodos, igual que la historia de la Grecia antigua: arcaica, clásica y helenística.

Arcaica.

Llegaría hasta el siglo VI a.C., y su escultura se caracterizaría por tener un estilo frontal y rígido (hieratismo). Las esculturas representan jóvenes desnudos (kouros o kouroi) o jóvenes doncellas vestidas (korai o koré).

Clásica.

Abarca del siglo VI al IV a.C. y se caracterizó por la búsqueda constante de la belleza, la naturalidad y el movimiento. Esto llevó a los griegos a buscar la proporción de la figura humana y a proponer el modelo escultórico ideal del cuerpo humano. Las esculturas eran preferentemente masculinas yse basaron en la armonía de las proporciones y la serenidad de la expresión. Algunos de los ejemplos más representativos son el Discóbolo de Mirón, el Doríforo de Policleto o el Hermes de Praxíteles.

Helenística.

Se extiende entre los siglos IV a II a.C., y se caracterizó por la acentuación del realismo, tanto en el movimiento como en la expresión. Ejemplos de este período son la Venus de Milo o el Laocoonte.